Resumen del Evangelio del Domingo 12 de Diciembre de 2021

Resumen de El Evangelio de El Domingo 12 de Diciembre del 2021

Cada domingo, los católicos de todo el mundo se reúnen para escuchar las lecturas de la misa, incluyendo el Evangelio del día. El domingo 12 de diciembre del 2021, el Evangelio fue del libro de Juan capítulo 1, versículos 6-8, 19-28. Este pasaje se centra en Juan el Bautista y su papel en la preparación del camino para Jesús.

La lectura comienza con Juan el Bautista siendo presentado como un testigo enviado por Dios para dar testimonio de la luz, que es Jesús. Juan no era la luz, pero vino a dar testimonio de ella. Los fariseos le preguntaron quién era él y por qué estaba bautizando si no era el Mesías, ni Elías, ni un profeta. Juan les dijo que él era la voz que clamaba en el desierto, preparando el camino para el Señor.

Los fariseos cuestionaron a Juan, preguntándole por qué bautizaba si no era el Mesías. Juan les dijo que él bautizaba con agua, pero que había alguien mayor que él que vendría después de él, cuyas correas de zapatos no era digno de desatar. Juan sabía que su papel era preparar el camino para Jesús, quien sería el verdadero Mesías y el Salvador del mundo.

Este pasaje del Evangelio nos recuerda la importancia del papel de Juan el Bautista en la preparación del camino para Jesús. También nos recuerda que debemos ser testigos de la luz de Cristo en nuestras propias vidas, así como lo fue Juan el Bautista. Debemos estar dispuestos a dar testimonio de la verdad y preparar el camino para aquellos que aún no conocen a Jesús.

Conclusión

El Evangelio del domingo 12 de diciembre del 2021 nos recuerda la importancia del papel de Juan el Bautista en la preparación del camino para Jesús. Como cristianos, debemos seguir su ejemplo y ser testigos de la luz de Cristo en nuestras propias vidas, preparando el camino para aquellos que aún no conocen a Jesús. Que el ejemplo de Juan el Bautista nos inspire a ser valientes y fieles testigos de la verdad, y que podamos seguir preparando el camino para el Señor en nuestras vidas cotidianas.