¿Qué anuncia el profeta Isaías en Isaías 7:14?

¿Qué anuncia el profeta Isaías en 7, 14?

El libro de Isaías es uno de los más importantes del Antiguo Testamento. En este libro, el profeta Isaías anuncia la venida del Mesías, quien traerá la salvación al mundo. Uno de los pasajes más conocidos de este libro es el capítulo 7, versículo 14, donde Isaías anuncia que una virgen concebirá y dará a luz a un hijo.

Este pasaje ha sido objeto de interpretaciones diversas a lo largo de los siglos. Algunos han interpretado la palabra «virgen» como una referencia a la madre del Mesías, mientras que otros han interpretado la palabra como una joven mujer casada. Lo que está claro es que el pasaje anuncia la llegada de un niño especial que cambiará el curso de la historia de la humanidad.

El contexto del pasaje

Para entender mejor el significado del pasaje de Isaías 7, 14, es necesario tener en cuenta el contexto histórico en el que fue escrito. En aquella época, el reino de Judá estaba amenazado por los reinos vecinos de Israel y Siria. El rey Acaz de Judá estaba a punto de hacer un pacto con el rey de Asiria para proteger su reino. Pero Dios envió a Isaías para decirle que confiara en Él y no en los hombres.

Isaías le dijo al rey Acaz que pidiera una señal a Dios para mostrarle que estaba con él. Pero Acaz se negó, diciendo que no quería poner a prueba a Dios. Entonces Isaías anunció la señal por su cuenta: una virgen concebiría y daría a luz a un hijo, y ese niño sería llamado Emmanuel, que significa «Dios con nosotros».

La interpretación cristiana del pasaje

La interpretación cristiana del pasaje de Isaías 7, 14 es que se refiere a la concepción milagrosa de Jesús por María. Según el relato del Evangelio de Mateo, cuando María quedó embarazada, José pensó en divorciarse de ella en secreto, pero un ángel le dijo en un sueño que no lo hiciera, porque el niño que estaba en el vientre de María era el Mesías. El ángel citó el pasaje de Isaías 7, 14 como prueba de que el niño que iba a nacer era el cumplimiento de la profecía.

Para los cristianos, el pasaje de Isaías 7, 14 es una de las pruebas más claras de que Jesús es el Mesías prometido en el Antiguo Testamento. El nacimiento de Jesús por una virgen es un signo de su divinidad y de que Dios está con nosotros de una manera especial.

Conclusiones

En resumen, el pasaje de Isaías 7, 14 anuncia la venida de un niño especial que cambiará el curso de la historia. Para los cristianos, este niño es Jesús, el Mesías prometido en el Antiguo Testamento. La interpretación del pasaje ha sido objeto de debate a lo largo de los siglos, pero lo que está claro es que el mensaje de Isaías sigue siendo relevante hoy en día: debemos confiar en Dios en lugar de confiar en los hombres.