• Sectores

Negocios para montar ahora... ¡y antes de que se sature el mercado!

La crisis sanitaria del Covid-19 lo ha cambiado todo. Algunos proyectos han tenido que dar el carpetazo en espera de que vengan tiempos mejores, pero también plantea nuevas oportunidades de negocio, algunas ya en el mercado, pero otras totalmente nuevas en respuesta a un nuevo escenario donde impera el distanciamiento y la preocupación sanitaria. En este contexto surgen algunas ideas que podrías poner en marcha y triunfar a corto y medio plazo. Estas son algunas.



LA PROTECCIÓN DE LAS MASCOTAS

Ya se sabe que existe una tendencia a trasladar el mundo de los humanos al de las mascotas y aunque, en este caso, no hay evidencias de que los animales de compañía puedan ser transmisores ni contagiarse del Covid, si podrían introducir el virus en la casa por el mero hecho de pasear y rastrear por la calle. La industria empieza ya a dar respuesta a la protección de las mascotas contra la pandemia con soluciones como mascarillas específicas para perros y gatos, patucos o botitas para las patas e, incluso, trajes de protección para salir de paseo a la calle.



LAS CASAS RURALES

Cadenas como Rusticae están de enhorabuena. Todo apunta a que los establecimientos turísticos que de verdad van a triunfar este verano en nuestro país van a ser las casas rurales, especialmente en montaña, teniendo el cuenta que el disfrute de la playa va a ser distinto a como nos estábamos acostumbrados y a que los aforos de los establecimientos van a estar limitados. La reserva de este tipo de alojamientos se ha empezado a disparar ya con destinos preferentes en Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid. Así que, si dispones de algún inmueble en una zona rural, igual tienes ahí una oportunidad de negocio para este verano.


CREACIÓN DE COMUNIDADES

Cuenta que Scott Heiferman reparó en el sentimiento de comunidad que unió a los neoyorquinos tras los acontecimientos del 11-S y que ello le inspiró para crear la plataforma de redes sociales Meetup. Meetup permite a sus miembros reunirse a grupos unidos por un interés común. Ante la perspectiva de posibles repuntes del coronavirus y el distanciamiento podrías plantearte la creación de comunidades que permitan mantener el contacto y las sinergias profesionales en cualquier estado y cobrando una cuota a los gestores del grupo. Aunque algo más moderado, casos de éxito es España también hay como el de SinOficina un proyecto concebido por el emprendedor Bosco Soler, una comunidad de creativos y emprendedores online que crece, crea y aprende unida. Vale también cualquier plataforma que sirva para conectar con los clientes en remoto.



IGUAL QUE EN LA SUITE DE UN HOTEL, PERO EN TU CASA

Esta es idea de la empresa danesa homesuite.co donde ofrecen la posibilidad de trasladar la experiencia del hotel a la comodidad y seguridad de tu propia casa. Para ello brindan una experiencia completa dentro y fuera de línea asociándose con productores locales que te envían a casa los mejores y más representativos productos de la tierra, con chefs profesionales de la zona, si prefieres recibir la comida ya cocinada, y con artistas locales dado que incluyen hasta espectáculos vía streamimg. “Desde un check-in virtual hasta una caja de bienvenida de origen local curada, entretenimiento en vivo en línea e incluso un conserje, lo tenemos todo resuelto”, afirman.


CLICK & COLLECT, OTRA FORMA DE VENDER

Se llama ‘Click & Collect’. Consiste en encargar la compra por internet y, en lugar de esperar en tu casa a que te llegue el pedido, vas tu directamente el establecimiento donde lo encuentras ya preparado y listo para retirar. Esta estrategia que combina el mundo online con el físico gozaba ya de popularidad en mercados como el Reino Unido y ahora podría convertirse en una alternativa para los negocios minoristas que se resisten a las grandes plataformas. El cliente gana porque se ahorra los gastos de envío, recoge cuando a él se viene bien y evita el contacto el personal y la permanencia en el establecimiento. El dueño del local, por su parte, mejora la experiencia de usuario, aumenta la rotación del stock y evita las aglomeraciones nada recomendables en este momento.



PARA LA EMERGENCIA SOCIAL

La pandemia ha puesto de manifiesto que la solidaridad empresarial funciona y no solo como marketing sino también como vía para aumentar la rentabilidad de un negocio. Un ejemplo de solidaridad es el que han dado, por ejemplo, en Blablacar donde, haciendo uso del modelo de su economía colaborativa, lanzó en pleno confinamiento la iniciativa de Blablahelp que pone en contacto a personas que necesitan ayuda con voluntarios verificados que les hacen la compra. La aplicación ha sido lanzada en España, Francia, Alemania, Rusia, Brasil y Ucrania y, aunque en este caso era una iniciativa sin ánimo de lucro, conviene contemplar alternativas de negocio donde, con una monetización justa y mesurada, aportes también impacto social. La razón no es otra que el impacto positivo se ha convertido en uno de los factores más valorados por la comunidad.


TELEMEDICINA

Aunque muchos profesionales del sector de la salud no habían experimentando hasta ahora con la atención telemática, la crisis les ha obligado a hacerlo y han tenido oportunidad de comprobar que, además de desatascar las listas de espera, funciona. Caso de éxito en esta línea ha sido la Mindhope, una solución online con carácter altruista que se lanzó durante la pandemia para poner en contacto a psicólogos voluntarios con personas que estuviesen padeciendo algún trastorno psicológico a consecuencia de la crisis y que ahora se plantean dar el salto a la monetización. Los motivos que animan a sus impulsores a convertir Mindhope en un negocio es que muchos psicólogos han encontrado en el entorno digital la forma de atender a sus clientes y captar otros nuevos en tiempos donde los desplazamientos y las visitas a los sitios cerrados se van a evitar siempre que se pueda. Vamos, una especie de salvoconducto para su futuro profesional de los psicólogos.



EMPRENDIMIENTO RURAL

Cierto que el coronavirus en estos núcleos más pequeños no ha atacado con la misma voracidad que en las grandes ciudades pero es fácil imaginar qué hubiese pasado en estas zonas si la pandemia se hubiese cebado con ellas. Una iniciativa de apoyo al emprendimiento rural es la que han puesto en marcha la organización de Bridge for Billions en colaboración con el Centro Rural de Emprendimiento Social (ERESS) de Benlloc. El programa, puesto en marcha antes del estado de alarma, se vio obligado a cancelar el inicio de la actividad de mentoría y formación para la creación de empresas sociales a causa de la crisis de la Covid-19, por lo que se lanzó un programa de incubación 100% digital y gratuito.


RASTREADORES DEL VIRUS

Estos días s habla mucho de la necesidad de crear soluciones que vigilen los contagios por el coronavirus para acotar la propagación de la pandemia. La mayoría de las propuestas son de base tecnológica que se apoyan en la inteligencia artificial y el big data. Han surgido también aplicaciones de geolocalización que suscitan cierta polémica legal. Pero también a los profesionales de la investigación privada, es decir, a los detectives, se les ha ocurrido ponerse al servicio del Ministerio de Sanidad para realizar la labor de rastrear los contagios del Covid-19, "...con el fin de ofrecer su profesionalidad para tal fin”, planteando la posibilidad de “ser contratados para realizar estas funciones de “rastreadores” que las instituciones sanitarias demandan, siempre valiéndonos de la ayuda de un cuestionario sanitario para poder complementar el mapa de trazabilidad de la expansión del COVID-19”.


CASAS CON DISEÑO ANTI-COVID


En cerca de dos meses de confinamiento hemos tenido ocasión de apreciar lo importante que puede ser disponer de una casa soleada y de fácil ventilación. Algunas promotoras se valen ya de este argumento para vender sus inmuebles, pero las hay aún más imaginativas que empiezan a aplicar diseños de interior anti-covid. La entrada al recinto se convierte en espacio de vital importancia dado que es aquí donde se depositan los zapatos cuando volvemos de la calle y donde nos deshacemos de la mascarilla, de los guantes, de la ropa de calle y repetimos las funciones de desinfección de manos con el hidroalcohol. Algunos inmuebles han incorporado también sensores que automatizan las funciones más básicas del hogar como la apertura de las puertas, para evitar el contacto con los pomos, la activación de las cisterna de descarga o la de los grifos del agua.


LA REALIDAD VIRTUAL

Aunque es cierto que llevamos años anunciando la llegada de la ola tecnológica de la Realidad Virtual que no acaba de cuajar, ahora sí parece de verdad el momento propicio para impulsar esta tecnología que te permite recorrer el mundo entero sin moverte del salón. Parece que Zuckerberg ya lo ha visto y Oculus, la división de realidad virtual de Facebook, aborda un nuevo intento para convencer a los usuarios de que peguen el salto a esta tecnología con el lanzamiento de un nuevo dispositivo, más barato y ligero. Significativa es, también, la reciente adquisición por parte de Apple de la compañía NextVR , una plataforma para experiencias deportivas, musicales y de entretenimiento en realidad virtual. Las oportunidades parecen múltiples en sectores que van más allá del entretenimiento o las redes sociales, como la educación.


HERRAMIENTAS DE APOYO AL ECOMMERCE

Que la pandemia ha incrementando las ventas por internet, se sabe. El problema es que se han quedado fuera todos aquellos negocios que no se habían adaptado al e-commerce. Alternativas a Amazon ya hay, como la canadiense Shopify que ayuda a los pequeños comercios a dar el salto al online y que ha conquistado a muchos negocios durante la crisis sanitaria global ayudándoles, así, a compensar en parte las pérdidas por el cierre forzoso del establecimiento. Soluciones similares para las pequeñas tiendas locales o de cercanía parece que contarían con buena acogida en el mercado. En esta linea surgió Billionhands, una startup que se postula como solución a comercio de barrio conectando a los clientes de la zona con una aplicación sirviéndose de la geolocalización y otras herramientas que permiten a estos pequeños negocios competir con otros ya digitalizados.


FITNESS SEGURO DESDE CASA


Vale que con el confinamiento muchos gimnasios han intentado trasladar a sus clientes al entorno digital abaratando los precios, pero todavía queda mucho para equiparar la experiencia que se recibe en sala. La primera barrera es que no se trata solo de que un entrenador te vaya marcando una tabla de ejercicios, sino también de que te supervise durante su desarrollo al objeto de corregir una mala praxis que podría ocasionar lesiones. Con la idea de procurar entrenamientos seguros en casa surgió en Estados Unidos la empresa Pelotón, una compañía que se dedica a vender equipos -más bien caros- para hacer ejercicio que se conectan con clases en vivo de fitness. El éxito de su equipamiento conectado fue rotundo, tanto que la empresa salió a bolsa a finales de 2019. Peloton funciona más como una plataforma de suscripción activa las 24 horas del día que como un gimnasio.


ALTERNATIVAS A LA FORMACIÓN

Desde la formación reglada a todos los niveles hasta la más heterodoxa, todas aquellas propuestas de formación basadas en modelos presenciales se han visto afectadas por la crisis. En contraposición, la formación online ha experimentado un fuerte impulso durante el confinamiento, entre otras cosas porque muchos han querido aprovechar el parón laboral para ensanchar sus conocimientos. El objetivo es revolucionar la formación empresarial a través de una plataforma única de aprendizaje basada en el juego, ofreciendo contenido adaptado a los distintos departamentos de una compañía. (Emprendedores)



0 comentarios
Suscríbete a nuestro Boletín Electrónico
 

Contáctenos:

  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn

© 2019 Paqtum Sektore