• Sectores

Healthtech: la próxima gran industria que busca revolucionar los sistemas de salud

La hora de la telemedicina

Durante los primeros días de la irrupción del COVID-19 en Perú, Christian Rivera, doctor del Hospital Guillermo Almenara de Lima, veía diariamente la llegada masiva de personas contagiadas. A pesar de los esfuerzos de los médicos de este nosocomio, solo podían atender a un máximo de 10 pacientes cada uno por turno.



Rivera, además de doctor, es fundador de Smart Doctor, una plataforma de telemedicina que hasta antes de la pandemia se había enfocado en dar servicios de tele salud al segmento corporativo.


“Ante la emergencia nacional, junto a mi socia Karen Salirrosas, quien también es doctora abrimos gratuitamente las teleconsultas. En el hospital solo hay doctores de emergencia o UCI, pero hay muchas especialidades que no se están atendiendo y los especialistas están en casa. Hicimos una  convocatoria y en dos días juntamos a casi 800 médicos. El primer día tuvimos 1.000 consultas”, dice.


Tan buena fue la experiencia de Smart Doctor que el ministro de Salud de Perú, Víctor Zamora, convocó a su equipo para juntar esfuerzos y combatir esta emergencia sanitaria que ha golpeado fuerte al sistema público de salud de este país. Para ello, se hizo una customización de la plataforma y crearon Minsa Smart Doctor.


“Tenemos un convenio con el gobierno y con la Asociación Nacional de Laboratorios del Perú (Alafarpe). El Ministerio de Salud se comprometió a conseguir 1.200 médicos; nosotros, a lograr una cobertura de 100.000 consultas por mes y Alafarpe a darnos un subsidio económico para atender teleconsultas y también para construir una plataforma que permita monitorear por videollamadas a los pacientes COVID-19 a domicilio”, explica Rivera.


Para Ernesto Kruger, CEO de Kruger Corporation, las diversas tecnologías han permitido el acceso a servicios con el de telemedicina, evitando así el desplazamiento de personas que es fundamental para reducir la propagación del virus. “Los nuevos hospitales tienen que adaptarse a la telemedicina que ha ganado mucho prestigio y confianza en los últimos meses. Deben cambiar su modelo para seguir vigentes con esta versión digital de servicios de salud” dice.


En ese sentido, según Susana García-Roblesventure partner de la firma de inversiones global Capria y asesora ejecutiva de Lavca, a pesar de que muchos le temían a la tecnología, esta pandemia ha demostrado su lado bueno. “La tecnología puede ser usada para ser más inclusivos y el caso de las aplicaciones de telemedicina no son la excepción. Hoy la mayoría de personas tienen un teléfono, ya sea en las favelas o en las villas miserias y a través de ellos pueden hacer video consultas con doctores y especialistas”, dice.


La irrupción de la telemedicina, y de las healthtechs, en general, llegan en un momento crucial para los sistemas de salud de América Latina que han colapsado por la gran ola de infectados de COVID-19. Ya en 2017, el informe de Endeavor “Oportunidades de emprendimiento en el sector salud en México”, advertía que el modelo actual del sistema mexicano de salud era insostenible –lo cual es aplicable para cualquier otro país de América Latina– y que la tecnología es el gran aliado de este sector para aliviar la pesada carga e impactar en una mejor calidad de vida de las personas en esta región.


“A nivel global, el sector salud se está viendo irrumpido por tecnologías o propuestas de innovación que podrían beneficiar a poblaciones enteras. La aparición y universalización del teléfono móvil con acceso a internet ha abierto una brecha para empoderar a los pacientes y sumarlos al sistema de salud, al cual le vendría muy bien un nuevo enfoque centrado en los pacientes en vez de los médicos o las industrias farmacéuticas”, dice el informe.


Asimismo, Endeavor concluye que para México, el adoptar prácticas de E-Health tiene un potencial de reducir en un 30% los costos en el sector salud. “Enfermedades como la obesidad podrían tratarse o prevenirse usando wearables para una solución de mHealth, o ‘salud móvil’, posible gracias al amplio uso de internet con dispositivos móviles en el país. Se estima que este tipo de soluciones pueden proveer a 5,5 millones de personas un servicio de salud preventivo sin tener que agregar un solo médico”, afirma la aceleradora.


En ese sentido, Christian Rivera, de Smart Doctor, está convencido de que una revolución tecnológica en el sector salud solo será posible de la mano de los gobiernos. “Como startup no lograremos la digitalización de la salud. Hemos empezado a transformar la telemedicina y el siguiente paso es avanzar hacia una clínica digital. En esta nueva normalidad el médico atenderá por videollamada, generará una tele receta y las farmacias serán digitales. El paciente no tendrá que desplazarse. Así se construye un sistema más eficiente donde el protagonista es el paciente y ya no el médico, ni la clínica o la farmacia.  Nuestro enfoque es que el paciente es el centro de todo”, dice.

Fuente: América Economía



0 comentarios
Suscríbete a nuestro Boletín Electrónico
 

Contáctenos:

  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn

© 2019 Paqtum Sektore