• Sectores

2 sencillos pasos para probar si a sus primeros clientes les gusta su producto

Los emprendedores están enfocados en  desarrollar un producto que los clientes aman y usan. Las suscripciones y pagos de los usuarios son dos señales fuertes que demuestran la viabilidad y  validación de su idea . Si construyó un producto que los clientes encuentran lo suficientemente interesante como para probarlo, es uno de los pocos que ve la luz al final del túnel. Lo que importa a continuación es si sus clientes lo encuentran lo suficientemente valioso como para devolverlo y usarlo nuevamente. 



Para crecer de manera sostenible, primero debe identificar el momento de la verdad de su producto   cuando un cliente descubre por primera vez el valor de su solución y el punto de inflexión en su experiencia con el producto, lo que puede garantizar la retención y el compromiso continuos con el producto. El punto de inflexión de retención es diferente para cada producto. Para Dropbox, es cuando un usuario carga un archivo en una carpeta en un dispositivo. Para Slack, son dos mil mensajes intercambiados entre un equipo, y para Facebook, es un usuario que se conecta con diez amigos en siete días. 

Para averiguar cómo le va a su su producto; necesita datos y observación. Siga estos dos pasos para medir la retención de clientes y comprender cómo se sienten sus usuarios con respecto a su producto. En consecuencia, podrá ejecutar las pruebas correctas, hacer las preguntas correctas y realizar los ajustes necesarios.


1. Pregunte al cliente

Aunque los datos pueden decir mucho sobre el comportamiento del cliente, algunas respuestas no se pueden obtener sin escuchar al cliente. El empresario y comercializador,  Sean Ellis, sugiere hacer una pregunta simple para comprender cómo se sienten realmente sus clientes con respecto al producto: ¿Cómo se sentiría usted si ya no pudiera usar el producto?

  1. Muy decepcionado

  2. Algo decepcionado

  3. No decepcionado

  4. Ya no uso el producto

Si el 40% o más de sus encuestados se sentiría "muy decepcionado" si su producto ya no existiera, tiene un fuerte indicador de un producto potencialmente escalable que se percibe como imprescindible para sus compradores. Y si menos del 40% siente una necesidad urgente de su solución, puede utilizar la información para comprender por qué sus clientes se sienten así.


2. Calcular la retención de clientes

Lo que dice el cliente debe ser coherente con lo que hace el cliente. La primera prueba le permite comprender cómo se siente el cliente, mientras que las métricas de retención le ayudan a verificar los resultados de la primera prueba.

La retención se mide en cohortes enfocándose en un conjunto de clientes que comenzaron a usar su producto en un período determinado (día, semana o mes) y rastreando a los que regresaron. Cuanto mayor sea el porcentaje de clientes que regresan, más fuerte será el indicador de que a las personas que probaron su producto les gustó y volvieron a usarlo.


La mayoría de las plataformas de análisis actuales calcularán automáticamente la tasa de retención. Si desea ejecutar los números usted mismo, simplemente divida la cantidad de usuarios activos que todavía usan su producto en el período elegido por el total de usuarios activos al comienzo del período. Por ejemplo, en un producto de suscripción, para medir la retención una semana después de unirse, divida el número de suscriptores que todavía usan el producto una semana después por el número total de clientes que se suscribieron el primer día.


A menudo, la retención de productos varía según el período. Por ejemplo, la retención puede ser alta en la primera semana pero menor en la cuarta. O puede darse cuenta de que pierde a la mayoría de los nuevos compradores, sin embargo, aquellos que le dan una oportunidad por unos días más, eventualmente se quedan por más tiempo. Aquí es donde la realización de análisis de retención durante diferentes períodos puede ayudarlo a determinar dónde está el problema y qué debe hacer para solucionarlo.


Finalmente, recuerde profundizar. Suponga que solo el 15% de sus clientes indicó que se sentirían muy decepcionados si su producto ya no existiera. Si bien esto puede ser cierto, también es posible que la mayoría de los encuestados no sean sus clientes ideales o sus  primeros usuarios. 


Conclusión

Los números de retención bajos no siempre significan que el producto no sea lo suficientemente útil para sus clientes. Los números pueden ser altos para un grupo pero más bajos para otro, lo que sugiere potencialmente una mayor necesidad por parte de un objetivo en particular, quizás, su segmento ideal. Además, analizar cuidadosamente las causas de la baja retención podría significar simplemente una llamada de ayuda por parte de sus clientes que buscan un cambio inminente.

Fuente: Forbes



0 comentarios
Suscríbete a nuestro Boletín Electrónico
 

Contáctenos:

  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn

© 2019 Paqtum Sektore