El periodo de los Teotihuacanos: una época fascinante en la historia de México

Periodo de los teotihuacanos​

Los teotihuacanos fueron una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica. Se desarrollaron en la zona central de México, en el valle de Teotihuacán, entre los años 200 a.C. y 750 d.C. Durante su periodo de mayor esplendor, esta ciudad llegó a tener una población de más de 100.000 habitantes, lo que la convierte en una de las más grandes de su época.

Los teotihuacanos crearon una arquitectura impresionante, con enormes pirámides y templos, así como edificios residenciales y comerciales. También desarrollaron una compleja religión, con una gran variedad de dioses y rituales.

Los teotihuacanos fueron una civilización muy influyente en Mesoamérica, ya que su arte, arquitectura y religión se extendieron a otras culturas de la región. De hecho, muchas de las ciudades que surgieron después de la caída de Teotihuacán se inspiraron en su estilo arquitectónico.

El declive de Teotihuacán

A pesar de su gran poder, Teotihuacán no duró para siempre. En el siglo VII, la ciudad comenzó a experimentar una serie de problemas, entre los que se incluyen sequías, hambrunas y conflictos internos. Además, la ciudad fue saqueada por los toltecas, que eran una civilización militarista que se desarrolló en el norte de México.

Finalmente, en el siglo VIII, Teotihuacán fue abandonada por sus habitantes, y la ciudad quedó en ruinas. Aunque nunca se llegó a saber con certeza qué causó el colapso de esta civilización, se cree que una combinación de factores, como las sequías, las enfermedades y los conflictos internos, contribuyeron a su declive.

Legado de los teotihuacanos

A pesar de que Teotihuacán ya no existe como ciudad, su legado sigue vivo en la cultura mexicana. La arquitectura y el arte teotihuacanos son todavía muy admirados, y muchos de los monumentos que se construyeron en esa época todavía se conservan. Además, la religión de los teotihuacanos sigue siendo objeto de estudio e interés para los historiadores y los arqueólogos.

  • Los teotihuacanos fueron una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica.
  • Se desarrollaron en el valle de Teotihuacán, en México, entre los años 200 a.C. y 750 d.C.
  • Crearon una arquitectura impresionante, con enormes pirámides y templos, así como edificios residenciales y comerciales.
  • Desarrollaron una compleja religión, con una gran variedad de dioses y rituales.
  • A pesar de su gran poder, Teotihuacán no duró para siempre, y la ciudad fue abandonada en el siglo VIII.
  • A pesar de que Teotihuacán ya no existe como ciudad, su legado sigue vivo en la cultura mexicana.

Conclusiones

Los teotihuacanos fueron una civilización impresionante, que dejó un legado duradero en la cultura mexicana y en la historia de Mesoamérica. Su arquitectura, su arte y su religión son todavía objeto de estudio y admiración, y su declive es un recordatorio de que ninguna civilización es inmune al cambio y al colapso. A pesar de que Teotihuacán ya no existe como ciudad, su legado sigue vivo en la cultura mexicana, y su influencia se puede ver en muchas otras civilizaciones que surgieron después de su caída.